Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar

Mediación familiar

¿Qué es?

La mediación familiar es un proceso de resolución de conflictos confidencial, donde las partes implicadas pueden defender libremente sus puntos de vista, necesidades, expectativas y llegar, en su caso, a acuerdos mutuos (no así por medio de la vía judicial). Nuestros mediadores familiares conducen el proceso facilitando la comunicación entre las partes, evitan la confrontación y son neutrales e imparciales.

Conforme a la Ley 1/2001, de 15 de marzo, de mediación familiar y La Ley 5/2012 de 6 de Julio, de mediación de Asuntos Civiles y Mercantiles, los acuerdos alcanzados en mediación tienen plena eficacia legal y obligan a las partes. Por tanto, nos ofrece la alternativa a los procesos judiciales tradicionales.

¿En qué casos puedo utilizar una mediación familiar?

La familia es un pilar básico de nuestra sociedad. En la actualidad, es muy común que los entornos familiares sufran cambios con el paso del tiempo. Cambios que son muy diversos y que muchos de ellos provocan tensiones y ansiedad pudiendo desencadenar conflictos entre los miembros de la familia afectando la convivencia, el bienestar, las relaciones sociales y la economía.

Casos comunes de mediación familiar:

  • Rupturas de pareja, separaciones y divorcios.
  • Disputas de miembros de familia por herencias o sucesiones.
  • Discrepancias intergeneracionales.
  • Diferencias por el cuidado de personas mayores o familiares dependientes.
  • Conflictos en Empresas Familiares (véase también mediación mercantil)

Valor añadido de nuestros servicios profesionales.

  • Flexibilidad ,adaptándonos a las partes y circunstancias.
  • Económico. Los honorarios de nuestros servicios son considerablemente inferiores al coste de un proceso judicial común.
  • Rapidez. El plazo medio para resolver una demanda ante un tribunal español de Primera Instancia es de 296 días. En nuestro despacho la media de duración de los casos es de 82 días.
  • Compatibilidad con los abogados de parte. En muchos casos, los clientes prefieren asistir a la Mediación Familiar con sus abogados de confianza. Para nosotros es un hecho enriquecedor, porque los letrados ayudarán al desarrollo del proceso y asesorarán jurídicamente a sus clientes.

Honorarios profesionales
Los honorarios en este tipo de servicios suelen pactarse por horas profesionales.