Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar

La figura del Mediador

El Mediador de conflictos es un experto en conflictos, negociación asistida y comunicación.

El trabajo del mediador consiste en promover una solución no adversarial en la que las partes enfrentadas implicadas ganan u obtienen un beneficio, y no sólo una de ellas.

El mediador de conflictos es un estratega que trabaja hacia el compromiso y la colaboración de las partes. Por tanto, la comunicación es un elemento esencial en la mediación.

De hecho, podríamos definir el proceso de mediación como el consistente en dotar a las partes en conflicto de unos recursos comunicativos de calidad para que puedan solucionar el conflicto que se traigan entre manos. A lo largo de todo el proceso, las partes hablan de reproches, posturas, opiniones, deseos, necesidades, sentimientos, y los mediadores deben ayudarles a que se expresen de forma constructiva y a que se escuchen, de tal manera que la comunicación que establezcan pueda ayudarles a resolver el conflicto (Suares, 1996).

Características de un mediador profesional.

  • Imparcial: El mediador no impone criterios propios en la toma de decisiones, ni favorece a una parte en detrimento del otro.
  • Confidencial: El proceso de una mediación profesional debe basarse en el respeto a la confidencialidad de las personas que aceptan la mediación.
    El cliente está protegido por la Ley de mediación en el ámbito del derecho privado de Catalunya y por la Ley de mediación Civil y Mercantil del Estado Español.
  • Flexible: El mediador se adapta a las características y necesidades particulares de los participantes.
  • Creativo: El mediador promueve a que los participantes trabajen en la creación de alternativas y opciones que deriven en acuerdos consensuados y satisfactorios para ellos.
  • Objetivo. El mediador no ejerce de juez ni tampoco realiza prejuicios en un conflicto, sino que es el facilitador de la resolución del mismo.
  • Conductor. El mediador profesional es el responsable del desarrollo del proceso de mediación. Él decide como estructurar las sesiones y como proceder en cada momento.